5 cosas importantes a la hora de crear tu propia marca de productos. 

Por Teresa Puig y Antonio González.

Las marcas son creaciones humanas y desde hace décadas forman parte de nuestro imaginario colectivo y del desarrollo cultural de nuestras sociedades.  

Pero en un mundo global invadido por las marcas, la cuestión más complicada para un emprendedor es cómo crear una nueva. Y es que representar una identidad simbólica de lo que tienes en la mente, de tu proyecto inicial, puede no resultar sencillo. 

Por ese motivo hemos diseñado este post, en el que compartimos la estrategia que nosotros seguimos siempre que queremos lanzar una nueva marca al mercado. 

Muchas veces asociamos la idea de marca al concepto simple de un logo. Pero una marca es mucho más. Y aunque es cierto que el logo juega un papel esencial como identificador visual, existen otros muchos factores que hay que tener en cuenta a la hora de comunicar el objetivo y la misión real de tu marca.  

Por tanto, una marca está compuesta por distintivos gráficos y verbales, pero también por elementos psicológicos, vínculos emocionales y valores no tangibles que deben ser compartidos con los clientes. 

Porque para muchas personas consumir una marca no es solo ver un canal de televisión, comer un tipo de comida o beber un determinado refresco. Consumir una marca significa mucho más, y vincula a las personas con un estilo de vida hasta llegar a convertirse en parte de la huella diferencial de lo que somos.  

Preguntas que necesitas hacerte para crear tu marca

¿Por qué debe existir tu marca? ¿Qué territorios geográficos abarcará? ¿En qué categoría del mercado se ubicaría? ¿Qué imagen quieres dar a tu audiencia?

Todas las preguntas que puedas hacerte previamente sobre tu idea y su contexto te ayudarán a ir dibujando un mapa fundamental para la creación de tu marca. 

Pero más ordenadamente, te invitamos a reflexionar sobre las cuestiones que Antonio comparte en el siguiente vídeo. Además, las desarrollamos escritas y ampliadas un poco más abajo para que no te quede ninguna duda. 

¿Cómo son tus productos?

¿Ecológicos, prácticos, juveniles o premium? Busca cuantos más adjetivos puedas y defínelos. Por ejemplo: 

“Somos naturales porque no usamos materiales sintéticos y nos esforzamos por cuidar el medio ambiente. Hacemos todo lo posible por minimizar los residuos industriales en nuestros productos”.

Una vez elegido tu carácter, procura mantenerte en él, sé siempre fiel a tu promesa de marca y muévete en el tono de comunicación que te habías planteado seguir.

¿Cómo es tu cliente ideal?

Muchas marcas quieren vender más, pero están enfocadas en las personas equivocadas. Y el problema es que, simplemente, desconocen quién es y dónde está su cliente ideal. 

A pesar de que una de las partes más importantes de cualquier negocio es identificar al mercado al que se dirige, muchos emprendedores pasan por alto esta idea.  

Pero lo cierto es que un cliente ideal es un componente fundamental para avanzar con tu negocio y todo lo que aprendas sobre él formará la base de todas las comunicaciones de tu plan de marketing.

Por este motivo debes: 

  • Definir cómo es, qué edad tiene y dónde se ubica geográficamente. 
  • Identificar su problema número uno y cómo tu producto puede satisfacer esa necesidad. 
  • Determinar su nivel de ingresos aproximado, su educación y sus intereses o pasiones. 
  • Reconocer sus hábitos, las redes sociales que utiliza y sus valores esenciales. 

Toda esta información te servirá para crear el avatar de tu cliente ideal y empezar a construir tu relación de marketing con esas personas, las destinatarias perfectas de tus productos.   

ENCUENTRO ONLINE  SOBRE E-COMMERCE

¡APÚNTATE AHORA Y ACCEDE A LA PRÓXIMA SESIÓN INTERNACIONAL GRATIS!

Descubre consejos y estrategias de personas que están vendiendo en los diferentes mercados de Amazon alrededor de todo el mundo. 

¿Cómo son tu entorno y tu competencia? ¿Cuál es tu valor diferencial?

Este es otro punto fundamental. Nosotros lo que solemos hacer es un estudio de mercado muy exhaustivo, y explicarlo aquí sería extendernos demasiado. Pero a grandes rasgos te diremos que de lo que se trata es de identificar quiénes son tu competidores directos e indirectos. 

De este modo podrás clasificar qué productos compiten contigo en tu entorno y qué es lo que te hace único y distinto. Ese valor diferencial será la clave de tu marca, y te recomendamos también definirla escribiéndola para tenerla siempre presente. 

¿Tienes otras razones de preferencia y confianza?

En este punto nosotros identificamos qué valores tenemos como marca para aportar más valor añadido. Por ejemplo: 

  • Experiencia de más de cuatro años en el sector del comercio electrónico. 
  • Miles de clientes satisfechos en Estados Unidos y Europa. 
  • Pasión como empresa de jóvenes de emprendedores especializada en el entorno online. 

Cualquier cosa que te haga diferente y único, podrá ser una nueva razón de preferencia y confianza. 

¿Cuál es la razón o esencia de tu marca?

Por último, se trata de identificar la verdadera misión de tu marca, el propósito, el por qué existe la empresa. Te ponemos algunos ejemplos de grandes marcas para que te hagas una idea: 

  • Facebook – Ofrecer a la gente el poder de construir comunidades y hacer que el mundo esté más unido.
  • Google – Organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil.
  • Editorial Planeta – Conectar el mundo de la creación intelectual con las personas.

Más recomendaciones importantes

Todo lo que hemos visto hasta ahora te servirá para definir tu nombre de marca y tu logo, la clave verbal y visual de tu marca. Pero antes de ponerte con ello, debes tener en cuenta 3 cosas fundamentales.

  • Comprueba que el dominio web con tu nombre de marca no esté registrado. Puedes revisarlo aquí, en el apartado de dominios y SSL.
  • Verifica que la marca no está registrada a nivel nacional o internacional con efecto en tu país. En España puedes comprobarlo en la Oficina de Patentes y Marcas.
  • Confirma que no existe ninguna página en Google ni ninguna fan page en Facebook con tu idea. 

Y por lo pronto esto es todo. Esperamos que con estos ejemplos  te hayas inspirado para formular la misión de tu marca de forma original.  Recuerda que si tienes alguna duda o algo que aportar, puedes escribirlo en los comentarios. ¡Compartir es vivir!

Vendemos productos con marca propia en Amazon y sentimos debilidad por los viajes y la fotografía. Hemos vivido como nómadas digitales durantes 6 meses recorriendo el mundo y actualmente tenemos varios de nuestros productos en el Top 100 de ventas de Amazon. Te ayudamos a crear y revolucionar tu e-commerce para que puedas automatizar al máximo tu negocio y trabajar en remoto desde cualquier lugar.