Amanecer + ruta de un día por los templos de Angkor. 

Por Teresa Puig y Antonio González. 

Los templos de la ciudad de Angkor son uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo. Se encuentran en una región de Camboya que fue cuna de la capital del Imperio Jemer durante su época de esplendor y que está considerada como la mayor ciudad religiosa jamás construida.

Este imperio, que dominó el sudeste asiático entre los siglos IX y XV, tuvo su centro cerca de la actual ciudad de Siem Reap. Sin embargo, la mayoría de los templos permanecieron ocultos en la selva hasta que un arqueólogo francés los descubrió en 1860.

Estas curiosidades y otras muchas te las contamos en nuestro nuevo vídeo, en el que además damos un montón de consejos viajeros sobre cómo ver el amanecer junto al templo Angkor Wat y cómo organizar la ruta de visita a los templos.

El amanecer en Angkor Wat:

Definitivamente, creemos que sí mereció la pena el madrugón para ver amanecer junto al templo Angkor Wat. De hecho, te recomendamos que hagas un esfuerzo por llegar de los primeros y encontrar sin prisas un buen sitio junto al lago. El reflejo del templo y el sol saliendo sobre el agua es de las cosas más bonitas que hemos visto nunca.

Angkor Wat es el templo más grande de este impresionante conjunto arqueológico y se ha convertido en un símbolo de Camboya, hasta el punto de figurar en la bandera del país.

Otras templos que nos gustaron de la ruta pequeña:

Ta Prohm

Ta Prohm sirvió como monasterio budista y fue construido en el siglo XII. En la actualidad, la fama de este templo se debe a dos cosas. La primera es que es uno de los pocos templos que todavía no han sido “rescatados de la selva”.

De hecho, fue elegido para mostrar el estado en el que se encontraba la ciudad de Angkor a finales del siglo XIX, cuando fue descubierta. Y la segunda razón es que allí se rodó la película Tomb Raider, con Angelina Jolie en el papel de Lara Croft.

Como has podido ver en el vídeo, a nosotros nos impresionaron los enormes árboles apoderándose de la piedra.

Bayón

Bayón es otro de los templos más emblemáticos de la ciudad sagrada. Está compuesto por 54 torres con un total de 200 caras sonrientes que miran hacia los cuatro puntos cardinales. Y las caras no son todas iguales. Hay diferentes miradas, diferentes sonrisas… Cada una tiene su matiz. Parece como si se tratara de una serie de puzzles imposibles de piedra, y observarlos de cerca es realmente inspirador.

Para nosotros, fue uno de los templos con más energía, a pesar de la cantidad de turistas chinos que había pululando por ahí. Lamentablemente y no entendemos por qué, los chinos suelen hacer mucho ruido, hablar a voces y tienen una tendencia innata a colarse en tus vídeos y en tus fotos. Aún así, si te lo propones puedes contagiarte de la espiritualidad de este lugar mágico.

¿Te gustaría emprender en Internet y vivir viajando?

Te enseñamos a hacer comercio electrónico en Amazon. Descarga aquí tu guía gratis:

Antes de irte, déjanos tu opinión. ¿Te ha gustado el vídeo? ¿Has estado alguna vez en Camboya? ¿Puedes darnos algún consejo viajero? Cualquier cosa que quieras contarnos nos hará súper felices. Amamos lo comentarios y los leemos y los contestamos todos, así que no te vayas sin dejar tu huella. ¡Hasta pronto!

Entradas relacionadas: Camboya auténtica | El verdadero rostro del país asiático

Tren nocturno de Bangkok a Chiang Mai, 12 horas de experiencia viajera

Soy Antonio González, fundador de Mikumo, experto en Amazon FBA y estrategias de venta online.
Compartir es vivirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest